¿Sabes si tu gato sufre de obesidad?

93 354 75 01
¿Sabes si tu gato sufre de obesidad?

En nuestra clínica veterinaria de Cornellá nos encontramos cada vez con más gatos obesos. Es un fenómeno en aumento desde hace unos años, y también es muy preocupante.

En general, ningún depredador debería estar gordo. El gato es un animal estilizado y ágil, y un cambio notable en su peso no puede sino ser un problema de salud que conviene tratar. Si tu gato está obeso o sospechas que padece de sobrepeso, no dudes en traerlo a nuestra clínica veterinaria de Cornellá.

¿Cómo saber si un gato está gordo? Es posible saberlo a simple vista, sobre todo cuando la obesidad es evidente. Pero muchas veces pasamos por alto ese sobrepeso. Fíjate: un gato casero promedio pesa entre 3,5 y 5,5 kg, una cifra que varía según sea la raza del animal. En ocasiones le quitamos importancia a cosas como que un gato pese 5 kg cuando debería pesar 4. «Total, un kilito no es nada», nos decimos. Quizá no sea nada para nosotros, pero para ese animal supone un 25 % más de su peso. Es como si una persona que deba pesar 70 kg, se pusiera en 87,5 kg. Un grave problema de sobrepeso para un animal cazador, que debe conservar la agilidad y cuyos huesos son delicados y finos.

Un truco para ver si tu gato está gordito es mirarlo desde arriba. El perfil de su cuerpo debe tener forma de reloj de arena, con la parte más delgada en las costillas. Si tiene pelo largo, pásale las manos por el costado del cuerpo. ¿Se notan las costillas? Entonces está en su peso. Si la forma del cuerpo es cilíndrica o muestra ensanchamiento en la cintura, está gordo.

En ClÍnica Veterinaria Verdum sabemos muy bien que la obesidad provoca graves enfermedades en los gatos. Lo sufren mucho, así que... ¡ven a controlar su peso!

haz clic para copiar mailmail copiado